lunes, 2 de mayo de 2011

DINAMITA

Un nombre para los extraviados,
un olvido postizo de cincuenta centavos
para los que han encontrado el camino.

Quiero dejar mi nombre,
falsa retención de la nada,
falsa protección de lo tal vez
nunca sido.

Si sólo puedo llenar el futuro
para juzgar el pasado,
quiero inventar de donde vengo.

Al fin no soy un hombre.

2 comentarios:

Nirei dijo...

Cada día, Selina, me gusta más como escribes.

Selina dijo...

¡Me alegra tu reconocimiento! jaja