lunes, 2 de marzo de 2009

YOGUR...

Yogur... Si supieras cuanto te quiero. Cuanto te quise y cuanto te quiero todavía. Si supieras que a veces se me desbordan las lágrimas al recordar tan sólo tu nombre. Todavía estoy a punto de llamar la atención a todo el mundo que hace ruído en mi casa, diciendo "ssh... que vais a despertar a Yogur"... y entonces me doy cuenta de que ya no estás. Pero en mi corazón permaneces. Permanecen tus manitas tibias apoyándose en las mías con total confianza, como si sólo fuéramos uno. Me siento vacía, cuando camino hacia tu jaula para darte los buenos días, y de pronto recuerdo que has muerto. Cerraste los ojos en mi habitación, Yogur. Tu respiración dejó de sonar disimulada por la mía, que acompasaba mis sueños. Yogur, si supieras que soñaba contigo...
Puede pensar la gente lo que quiera sobre mi amor hacia ti. "Es sólo (¡sólo! ¡ja!) un hamster". No se dan cuenta de lo que significas para mí. Todo ser vivo, piensa, siente, quiere... Tienes conciencia, emociones, inteligencia como todos los demás, ¡tienes vida! La tenías. Recuerdo la primera vez que te acaricié. Tú estabas acurrucado entre tu algodón naranja, tu cuerpecito suave y diminuto. Tus grandes ojos negros. Mi dedo todando tu espalda cruzada por tu deliciosa franja negra de pelaje... Me acuardo de cuando te subías (¡qué simpático!) en tu comedero rojo, rebuscando juguetonamente alguna pipa. Entonces yo acercaba mi mano, y después de lamerme suavemente dándome besitos, te subías a ella. Yo te sacaba de la jaula y te depositaba con ternura en mi regazo. Mientras tarareaba esa música que tú conoces tan bien, te daba un trocito de lechuga, el primer vegetal que probaste conmigo. Después llega la hora de tu paseo nocturno. Mientras yo, tumbada en el suelo, escribo mi manuscrito, tú correteas, te acicalas detrás de las ruedas del carrito, incluso mordisqueas mis folios sdesgastados. Ay, Yogur, cuanto te echaré de menos...
Todas las sensaciones que me produce tu ausencia me las guardo para mí, no quiero que las conozcas. Nunca te olvidaré.
Por favor, perdóname si alguna vez hice algo mal, algo que pudo dañarte. ¡Dios mío, no me lo perdono! Ojalá, lo deseo con todas mis furzas, hayas sido feliz... porque contigo he compartido el año más feliz de mi vida.
Te quiero

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que no suelo tener mucho tacto para situaciones tan tristes y profundas como la que aquí se presenta. No se lo que es perder un animal querido porque nunca lo he tenido, pero si me hago a la idea de que su ausencia para alguien que lo ha cuidado, mimado,itentado hacer feliz, en resumen querido ha de ser muy dolorosa, casi tanto como perder a una persona, y que no tiene comparación con las chorradas, por que es lo que son, chorradas por las que a veces nos ponemos tristes.
Se que no suelo demostrar mi comprensión por la gente que está triste, siento haber sido tan seria y no mostrarte mi comprensión a pesar de lo mucho que lo sentía. Pero soy así, no sé como consolar a una persona que lo está pasando mal, entonces hago lo que me suele gustar que me hagan a mí cuando estoy dolida, dejarme sola a pensar.
A todo esto lo único que sé es que si yogur tuviera que elegir entre ti o botes y botes de comida y lugares donde jugar etc. te eligiría a ti, Alicia, sin ninguna duda.
Lo siento
Carolina Nicolás (Nico)

Anónimo dijo...

Nunca te toqué. Pero sentí la alegría de los que te tocaron,la calma feliz de los momentos en los que fuíste amo y señor de la entrada de casa, y la alfombra era más tuya que de nadie...Me gustó verte roer, correr, pararte de repente -como si supieras de mi cautela y quisieras la quietud y el disimulo, en un juego precioso en el que yo era la temerosa y diminuta-, y volver de nuevo a vivir a golpe de pasitos y de suavidades.
Nunca hubo nada que temer. Estar contigo fue fácil y amable.

El silencio de después, tu cuerpo pequeño y enfermo fueron (son)muy dolorosos. Pero se impone, no obstante, la certeza de que han sido buenos tiempos. Para Alicia y para tí. Incluso para mí (aunque haya estado, casi siempre, al otro lado de la puerta de la cocina).
Ha sido bueno tenerte. Ha sido hermoso que estuvieras.
Lourdes.

Anónimo dijo...

Ha sido hermoso que estuvieras. Sigues estando...

Anónimo dijo...

Sabes que no siempre soy tan sentimental en estos asuntos pero este en especial a hecho que me emocionara y me entristeciera..:( se como te sientes...pero el tiempo lo curará y comprenderás que tenía que ser así.
Lo siento mucho y espero que te recuperes del terrible dolor que llevas dentro....
Yogur siempre estará contigo y te estará viendo por siempre...seguro que ahora mismo está feliz de haber tenido una compañera tan fiel y cariñosa como tu.
Lo siento de verdad y con todo mi corazón...

Catrina dijo...

Espero que no te sientas sola.
...
Ojalá pudiera comprenderte.

Por lo menos lo conoci y vi tu cariño hacia EL.

Anónimo dijo...

Me parece muy bonito lo que has escrito,se nota que realmente lo has hecho con el corazón.
Se que Yogur y tu habéis sido muy felices juntos,que es lo importante,y espero que no lo olvides,y sé que no lo harás,esos buenos momentos con tu peque.
Y quiero que te quede muy claro que me tienes aquí para cualquier cosa que necesites.
En cuanto a Yogur le mando un besazo enorme.

Nirei dijo...

Gracias por comentar sobre la entrada de la libertad, y créeme, me paso por aquí a menudo.

En respuesta a tu comentario, estoy muy de acuerdo contigo (la entrada está escrita con ironía).

Sobre beber, y esto lo digo desde la experiencia, no te aporta nada, solo te hace reírte de tonterías y dejarte llevar más por los impulsos, así que si no lo has probado no te pierdes nada.

En cuanto a la libertad creo igual que tú que no hay una definición universal sino que cada uno tiene su forma de entenderla y de vivirla, y que puedes encontrarla incluso debajo de un mar de cadenas si sabes como buscarla.

Muchas gracias por leerme y mi más sentido pésame por tu amigo.

¡Nos vemos en el coro!

Nirei dijo...

Gracias por tu comentario, saber que alguien me lee me empuja a seguir escribiendo. Además tus comentarios suelen ser muy interesantes y, aunque parece que lo dudas, bien expresados.

Gracias otra vez.

^^ Nos vemos.

Selina dijo...

Te quiero