viernes, 14 de agosto de 2009

...Y ME MUERO POCO A POCO...

Imaginé mi muerte varias veces, y puedo decir que morí de varias maneras en bastantes ocasiones. Sentí mi cráneo estallar contra el asfalto, y el vértigo al atravesar el aire desde mi balcón, el gris de la acera aproximándose más, más... Noté la angustia en mi pecho y un remolino de sensaciones en la garganta mientras el agua penetraba mis ojos, mis labios entreabiertos, mis pulmones... Me morí muchas veces. El impacto de un coche, y mi cuerpo rodando por la carretera, la sangre batiendo contra las paredes de mis huesos...

Pero ahora, dejando a un lado mi mente ahogada, aplastada y rota en pedazos, me limito a sentir tu aliento, percibir el roce de tus cabellos, te miro a los ojos y
me muero
poco a poco

3 comentarios:

Nirei dijo...

Increíble...

Yo casi nunca recuerdo mis sueños, y jamás he soñado morir...

Catrina dijo...

¿Sientes la curisidad de la muerte?
Que curiosidad tan poderosa. Yo nunca he llegado a sentirla, aunque a veces, si, a imaginarmela.

Suzy dijo...

Qué bonito. Me ha gustado mucho cómo lo has expresado ^^

P.S: Yo también he soñado mi muerte S: