viernes, 14 de enero de 2011

PARA NO ESTAR SOLA

Para no sentirte sola,
vives con palabras y promesas
que no existen.
Para no sentirte sola,
machacas todos los momentos
a los que no puedes volver
-esnifas cada una de las verdades
que no dijiste- y todo el mundo sabe
Para no estar sola.
Comes las sombras,
devoras los vacíos llenos
y aquellos recuerdos naranjas
que todavía huelen a cables.
Puedes masticar aún
todo lo que te rodea.
Todo en lo que te hundes
para huír de la realidad.

1 comentario:

Nirei dijo...

Wow. Este es buenísimo.