lunes, 26 de abril de 2010

RÁSGAME PERO NO ME ROMPAS

Tantéame si quieres, deslízame por el mástil,
acércame y aléjame después,
provócame,
hazme pensar un poco en ti,
rásgame con tus dedos a través de las cuerdas,
pero no me rompas.
Juguetea, sácame algunos acordes,
golpea si quieres la madera barnizada,
clava tus uñas entre las notas,
hazme sentir tu presencia,
pero no me fulmines.
No me lleves hasta un si menor porque no sé si podría soportarlo.
Hazme sufrir...
...pero no demasiado.


Ten cuidado al tocar tu melodía. Las cuerdas podrían romperse.

3 comentarios:

Susurro lascivo dijo...

Diosss, cada día me encantan más tus poesías...

Selina dijo...

vaya gracias O_O

Priska.. Gata Dorada.. dijo...

Que hermoso.. "Hazme sufrir...
...pero no demasiado." esta frase me encanto..!

Saludos.. :)..