martes, 22 de septiembre de 2009

DEAD OF A CLOWN Y METÁFORAS

El payaso se quedó mirando con la cara blanca y roja todas las cartas extendidas frente a él. Como tantas otras veces había perdido. Como tantas otras escuchó una risa retumbante, burlona y suave resonando a su alrededor, y apretó los dedos incómodo. ¿Debía estar acostumbrado ya a la derrota? ¿Debía importerle que alguien se mofase de él de esa manera? Era un payaso, ¿por qué le dolía que se rieran de él? Esa vez, sin embargo, era diferente. Había jugado todas sus cartas. Absolutamente todos los naipes estaban en abanico sobre la mesa, y aún así no había obtenido nada. Nada... Se preguntó si debía comenzar otra partida. Aunque en esta, aún habiendo jugado TODO no había ganado NADA. Indeciso, repartió las cartas... aunque sabía que, esta vez, ya no le quedaba ningún as en la manga


2 comentarios:

Catrina dijo...

aah...que horror!

thanmoreseries dijo...

Cuanto mas derrotado crees estar mas capaz se es de las cosas más increíbles. Siempre quedan ases, siempre quedan puertas, y no es un mensaje positivista, pero siempre queda algo por lo que pelear, y siempre se reparten cartas nuevas.